Universidades en Canadá: si tu objetivo es pertenecer a una de ellas debes conocer estos 10 datos

A diferencia de otros países europeos, Canadá se caracteriza por egresar de sus universidades profesionales merecedores de muchos premios Nobel, quienes se han destacado en áreas que van desde la salud, desarrollo científico, tecnológico, artes escénicas, hasta el diseño de importantes proyectos de investigación orientados a mejorar de forma significativa, la calidad de vida de sus habitantes.

Otra característica de Canadá es su excelencia y calidad educativa, además de ser una nación que brinda cientos de oportunidades para que nativos y extranjeros se profesionalicen.

Pero como todo no es color de rosa, al igual que otros países el sistema educativo posee ciertas fallas, o bien digamos altibajos que te mencionaremos para que tomes en cuenta si tu plan es empezar una vida en estas tierras.

 

1.- Tus calificaciones de bachillerato sí importan

En la mayoría de las carreras, tu promedio de bachillerato es el criterio más importante para que seas aceptado. Este es el caso de las universidades canadienses, quienes consideran el promedio académico la llave que te abrirá las puertas al conocimiento.

 

2.- Una buena carta de intención te puede dar el pase de entrada

En muchos programas académicos es requisito de admisión presentar una carta de intención de estudios, ahí está tu gran oportunidad de convencer a las autoridades encargadas de los ingresos de que te acepten.

Por ejemplo, si hay alguna razón por la cual en algún periodo de tu bachillerato no obtuviste buenas calificaciones, en esta carta puedes explicar los motivos que afectaron tu rendimiento, de igual forma los motivos por los que quieres ingresar en esa alma mater, profesionalizarte en dicha carrera, y lo que te motiva a querer crecer.

 

3.- Las universidades más grandes no siempre son las mejores

¿Te imaginas tomar una clase en una sala con otros 120 estudiantes? Seguramente en una universidad grande no tendrás esa relación maestro-alumno y difícilmente tendrás oportunidad de aclarar dudas o discutir un tema profundamente con tu profesor y otros compañeros en clase.

Una ventaja sin duda de las universidades y cursos pequeños es que la educación es un poco más personalizada y particular, debido a que los profesores pueden dedicarle un poco más de tiempo a las dudas o inquietudes de cada alumno, y no de manera generalizada como ocurre normalmente en las grandes casas de estudios.

 

4.- Los deportes no son el fuerte de las universidades en Canadá

Si tenías la ilusión de entrar a una universidad canadiense y convertirte en un deportista profesional y afamado, lamentamos decirte que las universidades en Canadá no son la plataforma adecuada para cumplir este sueño.

Esto no quiere decir que no existan los deportes en estas instituciones, de hecho, muchas universidades sí cuentan con equipos en diferentes disciplinas deportivas y algunas becas deportivas, pero a diferencia de universidades en Estados Unidos su objetivo no es la generación de atletas.

 

5.- Estudiar inglés en una universidad no siempre es la mejor opción.

A menos que tu objetivo sea estudiar inglés a fin de prepararte para realizar una carrera o un posgrado, te recomendamos inscribirte en cursos impartidos por instituciones especializadas en idiomas y no en universidades para aprender inglés o francés.

Esto debido a que las universidades canadienses no son tan flexibles y los cursos que estas imparten sólo los puedes recibir por semestre. A menos que tomes un programa de verano o invierno, sugerimos que lo evalúes un poco mejor.

 

6.- Las universidades dan prioridad a sus residentes

Esto, a pesar de no ser algo “público”, no es un secreto para nadie que las universidades, instituciones, e incluso lugares de trabajo dan prioridad a sus nativos antes que a los extranjeros. Ojo esto no quiere decir que si migras a Canadá no tendrás oportunidades en absoluto, solamente es una advertencia, para que estés al tanto de que la competencia no será fácil, y por eso es preciso tu excelencia en todo.

Luego de aclarar esto, hay algunas carreras cuyos cupos están reservados en primer lugar para canadienses o residentes. Si estos puestos no se ocupan, entonces se les dará el cupo a estudiantes extranjeros.

Algunos otros programas sí tienen lugares reservados para extranjeros y se llenan rápidamente. Por esto, es importante solicitar admisión con anticipación.

 

7.- Las universidades y colleges son rivales

De acuerdo con el libro Campus Confidential de los autores Coates y Morrison, las universidades y colleges necesitan colaborar más en conjunto para beneficiar el sistema educativo.

Las universidades consideran que ofrecen una mejor enseñanza que los colleges porque éstos últimos están enfocados en brindar una educación práctica para satisfacer las demandas laborales. Los colleges por su parte, consideran que las universidades son arrogantes, distante de los estudiantes y nada prácticas.

¿Y tú, cuál prefieres?

 

8.- Becas de entrada limitadas.

Otro secreto que no es secreto, es que las universidades públicas cuentan con becas de entrada principalmente para canadienses. A partir del segundo año estudiantes internacionales ya pueden solicitar diferentes becas que son otorgadas por méritos académicos.

 

9.- Son multiculturales

Recuerda que Canadá es un país conformado de inmigrantes, por lo que muchos de los estudiantes universitarios son de otra nacionalidad o son canadienses con ascendencia de países de Asia, Latino América, Europa y del Medio Oriente. Así que olvídate de la idea de estar rodeado sólo de canadienses de ojos azules y aprovecha al máximo la diversidad cultural que este país y su gente te ofrecen.

 

10.- Ser admitido puede ser un proceso estresante

Para estudiantes extranjeros y nativos (ni ellos se salvan), el procedimiento de admisión puede ser lento y estresante, esto se debe a que las universidades son muy exigentes con sus tiempos y la entrega completa de los documentos y requisitos solicitados para llevar a cabo el proceso de admisión.

Bien sabemos que los procedimientos burocráticos son agotadores, pero también necesarios para que tus papeles estén al día y sin error alguno.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by WordPress Popup