Redes sociales y marca personal: Algunas consideraciones

Muchos de nosotros iniciamos nuestra presencia en redes sociales sin una visión corporativa. 

Los más “veteranos” tal vez nos creamos un perfil de Friendster o MySpace sólo porque estaba de moda, y éramos muy jóvenes para siquiera pensar en “filtrar” el contenido sobre nuestras vidas que estábamos poniendo a disposición del mundo.

Sin embargo, ahora que hemos madurado personal y digitalmente, es hora de aplicar principios de marca personal a nuestras redes sociales.

A continuación, algunos tips para que nuestra presencia en línea sea consistente y nos ayude a alcanzar nuestros objetivos.

1. Busque sus “cuentas fantasma” y tome decisiones al respecto 

Generalmente por influencia de amigos o conocidos, en algún momento creamos una cuenta en el servicio X, pero no lo utilizamos más nunca.

Los años han pasado y ya ni se acuerda, pero muy probablemente su perfil sigue disponible para quien tenga la suerte de encontrarlo.

Si alguien se encuentra con uno de sus perfiles de redes sociales de la adolescencia o temprana juventud, ¿qué encontraría? Es tiempo de buscar estos perfiles y decidir si actualizarlos o eliminarlos. 

Cada opción tiene sus ventajas. Por una parte, estos perfiles se indexan en los motores de búsqueda. Por lo tanto, tenerlos actualizados actúa a su favor en términos de SEO. Sin embargo, esto también quiere decir que tendrá que dedicarles tiempo y crear una base de datos donde pueda recordar los perfiles “muertos” que mantiene (y sus contraseñas, por supuesto) y hace cuánto fueron actualizados.

Lo que no puede permitirse es tener estas cuentas con información desactualizada, ya que no sabemos quién puede llegar allí.

2. Piense siempre en público

En una entrega anterior hacía una analogía sobre Facebook, y la noción de “falsa privacidad” que muchos usuarios sienten en esta red, noción que los hace sentir cómodos compartiendo información que, por ejemplo, no divulgarían en la calle.

Esta publicación terminaba con una caricatura muy clara que cita: si está en redes sociales, no es privado.

Por ello, además de configurar su privacidad, aplique ese “filtro de contenidos” que hemos aprendido con el tiempo y la experiencia en internet. Piense que todos lo observan en las redes sociales.

Redes sociales inmigrante digital

3. Piense también en corporativo

La gran mayoría de las redes sociales, incluyendo Facebook, dedican un espacio al aspecto laboral de nuestras vidas. Desde que el reclutamiento social se puso de moda, y todos los empleadores revisan los perfiles de sus candidatos potenciales, esta tendencia es más que lógica.

Según información recopilada por MBAonline.com, más de 18 millones de estadounidenses dicen haber encontrado su empleo actual gracias a Facebook, número que supera la población de Nueva York y Los Ángeles sumadas. Esto quiere decir que Facebook sí es una red social para conseguir empleo y hacer negocios, como cualquier otra.

Facebook incluso superó a LinkedIn y Twitter como medio para obtener empleo, según estas estadísticas. Esto probablemente se deba a que la gran mayoría de los empleos son obtenidos a través de la red de contactos, ya que las ofertas que llegan a publicarse en sitios web de empleo son apenas una minoría que ronda el 20% de las vacantes totales.

Siguiendo estos datos, es apenas lógico pensar en incluir su información laboral en la sección destinada para ello en Facebook, y estar atentos sobre qué tipo de información publicamos en esta red social.

Después de todo, nuestra próxima oportunidad laboral o de negocios puede estar esperando, y todo depende de que tan bien manejemos nuestra marca personal en línea. 

 

Share This:

Opt In Image
Sea parte de nuestra Comunidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by WordPress Popup