¿Por qué Canadá es un país con tanta seguridad?

Una de las cosas que más asombran a los viajantes a Canadá es su extraordinaria seguridad; si hay algo por lo que no se debe temer allí es por la violencia. No en balde, se trata de un país reconocido por ser uno de los más pacíficos del mundo.

Además de un sólido sistema de seguridad, que es vanguardia tanto en la prestación de servicios como en los equipos tecnológicos, hay otra multitud de factores que se conjugan para hacer a la canadiense una sociedad segura y tranquila para todos.

Recuerda que si es tu deseo estudiar en Canadá, puedes hacerlo haciendo uso de nuestro propio servicio web.

 

Baja corrupción

Canadá se encuentra rankeada en los primeros puestos del índice de percepción de corrupción. De hecho, solo es superada por países como Noruega, Suecia y otros estados nórdicos, además de Singapur y Suiza. Es decir, es el país menos corrupto de toda América.

Cuando se habla de corrupción, generalmente se tiende a subestimar el fenómeno. Es importante apuntar que este flagelo no solo denomina a la corrupción política, es decir, al robo del erario público; corrupción es, también, que las policías no hagan su trabajo, violenten al ciudadano, etcétera.

Es decir, que el hecho de que Canadá esté situada tan positivamente significa, entre otras cosas, que los funcionarios públicos y policiales son honestos, responsables y repetuosos, características indispensables para proveer seguridad cívica.

La comunidad

Las relaciones comunitarias son otro elemento clave en el entendimiento de por qué esta sociedad es tan segura. Y es que las interacciones entre vecinos, por medio de juntas vecinales, espacios de cooperación, entre otra serie de cosas, son vitales para acrecentar la seguridad.

En este sentido, vale señalar que la actitud social del canadiense está muy ligada a su relación con los otros. El respeto, la armonía y la actitud pacífica y asertiva son parte inserta en esta sociedad. Los espacios de vida social contribuyen a evitar situaciones de violencia.

La sociología canadiense

A pesar de que Canadá cuenta con unas grandes facilidades en el acceso a las armas de fuego, las cantidades de muertes registradas por estos equipos son bastante bajas. En 2016, por ejemplo, se registraron algo menos de 700 muertes a nivel nacional.

Los episodios de violencia en los que suceden muertes por la acción de estos artefactos es también fortuito. Y es que a diferencia de las realidades latinoamericanas y estadounidenses, donde la violencia callejera es responsabilidad de armas y grupúsculos de delincuentes, en Canadá se trata de cosas concretas.

En tal sentido, el gobierno ha considerado restringir severamente el porte y compraventa de armamento, ya que la mayoría de los asesinos son personas con episodios de psicosis, depresión y otras enfermedades mentales que, empujando a su usuario a la locura, acaban motivando una tragedia.

Cooperación cívica

Pese a todo lo dicho, como ya se señaló, en lo que respecta a la cultura civil canadiense, no es común la comisión de delitos para lo que frecuentemente se espera en una sociedad insegura: asaltos, robos, violaciones, entre otras cosas.

Gracias a ello, la circulación en vías públicas es perfectamente posible, incluso a tardías horas nocturnas, transformando a la sociedad y al país en uno de los más turísticos y divertidos de recorrer a cualquier hora y momento del día.

La seguridad en las ciudades

Las ciudades son frecuentemente el espacio que más se presta a la aparición del crimen. Conviene decir que la densidad poblacional, el desorden y el crecimiento urbano aparecen directamente asociados al incremento de la tasa de violencia y criminalidad, habiendo países que recomiendan cuidarse en algunas ciudades.

Esto es bastante curioso, ya que las ciudades canadienses frecuentemente gozan de un alto estándar de desarrollo urbano, siendo Toronto, su capital, una de las ciudades más cosmopolitas del mundo. Pese a ello, la seguridad sigue siendo elevada en núcleos urbanos compuestos de millones de habitantes.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by WordPress Popup