Inmigrantes latinos tienen más oportunidades laborales en Canadá

Canadá siempre ha sido considerada como una de las naciones más importantes de América en general, al igual que uno de los destinos predilectos para aquellos inmigrantes que sueñan con vivir rodeados de tranquilidad.

Esto es bien conocido por el Gobierno canadiense, por lo que han planteado una estrategia para recibir a más de un millón de inmigrantes durante los próximos tres años.

Durante su participación en el último Foro Económico Mundial el Ministro de inmigrantes, Ahmed Hussen habló sobre el plan de Canadá para acoger a 1.080.000 nuevos habitantes permanentes entre los años 2019 y 2021

“Gracias en gran parte a los recién llegados que hemos acogido a lo largo de nuestra historia, Canadá se ha convertido en el país fuerte y vibrante que todos disfrutamos”, fueron las palabras del encargado de las políticas migratorias del país americano.

Una historia política con participación de inmigrantes

El mismo ministro es parte de esa historia inmigrantes que ha desarrollado Canadá a lo largo de su historia ya que sus origines se remontan hasta la región somalí.

Hussen resaltó la importancia de darle la bienvenido a nuevos pobladores del mundo, principalmente a los jóvenes quienes llegarían para contrarrestar el envejecimiento que se aprecia dentro de su censo.

Otro de los principales retos que se ha planteado el gabinete del presidente Justin Trudeau es elevar los índices de natalidad, los cuales han venido en descenso; así mismo la llegada de extranjeros reforzaría el campo laboral.

18 años que se traducen en seis millones de inmigrantes

Esta nueva etapa del plan migratoria no es una novedad para Canadá, desde el año 1990 aproximadamente seis millones de extranjeros han pasado a formar parte de la población permanente de la nación.

Las estadísticas afirman por si solas que, por cada cinco canadienses hay un residente no nacido dentro de la comunidad.

“El aumento de los niveles de inmigración, particularmente en la clase económica, nos ayudará a mantener nuestra fuerza laboral, a apoyar el crecimiento económico y estimular la innovación”, agregó el informe de Hussen.

El ministro resaltó también el impacto que ha tenido las bajas “tasas de fertilidad”, afirmando que ” la inmigración desempeña un papel importante para garantizar que la población y la fuerza laboral de Canadá sigan creciendo”.

El plan migratorio de los próximos tres años contempla ofrecer a los nuevos pobladores un primer salario anual de 42.000 dólares, para la mano de obra masculina, y mínimo 24.420 dólares para el aporte fememino.

Respaldo de la comunidad internacional

Este plan no solo es una idea con apoyo de su comunidad, también algunos miembros del área internacional han destacado la “generosidad” que ha mostrado Canadá en cuanto a sus políticas migratorias.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi alabó la “generosidad, apertura y disposición” que han mostrado desde siempre los canadienses para brindar a las personas que llegan a su país escapando de situaciones de guerra, violencia, pobreza e inseguridad.

La estadística por si sola alaba la importancia de Canadá como uno de los líderes mundiales en inmigración, al menos un 57% de la población posee un origen étnico, mientras que el 43% restante tiene la dicha de representar a varias etnias.

El país americano se ha convertido en sus años de historia en una nación rica en pobladores provenientes principalmente de Inglaterra, Francia, Escocia, Irlanda, Alemania, Italia, Ucrania, Holanda y Escandinavia.

Destacan también aquellos que llegan de regiones asiáticas como China, Vietnam, Filipinas, y los provenientes de países africanos francófonos, árabes de distintas naciones.

Latinoamérica no se queda atrás, este último grupo ha tenido un papel importante en aumentar el ya diverso tejido sociocultural que representa Canadá.

Los profesionales latinos son los más codiciados

Desde el año pasado el Gobierno canadiense ha estado en la búsqueda de atraer a no menos de 200 profesionales provenientes de Latinoamérica, estos deben cumplir con ciertas características no limitativas.

Principalmente la nación americana está esperando la llegada de argentinos, mexicanos y colombianos que dominen el idioma francés, o al menos que tengan la disposición de aprenderlo en un corto plazo.

El área gerencial y de finanzas es un sector que, según los planes del gobierno, son de los más importantes y que muy rápidamente entrarían dentro del campo de trabajo local.

El desarrollo tecnológico también es una fuerte apuesta en Canadá, por lo que expertos en el área de software y computación están siendo esperados con “los brazos abiertos”.

La apuesta por la bienvenida a los inmigrantes nunca terminará

Pese a que desde 2017 muchos países han reforzado sus políticas migratorias, como el caso de Estados Unidos y el Reino Unido, Canadá sin embargo no ha abandonado uno de los principales ideales que han mantenido los distintos gobernantes que durante siglos han desarrollado para seguir siendo una nación líder en cuanto a la diversidad de cultura.

El futuro del país estará marcado en un crecimiento bien planificado y realizado bajo una estricta tutela del presidente canadiense, Trudeau quien siempre se ha mostrado fiel a las políticas migratorias.

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by WordPress Popup