Las Primeras Comidas

Cada vez más me doy cuenta cuando veo amigos que recién llegan a Canadá como nuevos residentes, que muchos nos comportamos de la misma manera y casi que seguimos un guión dentro de los mismos parámetros.

Uno de los factores claves para una mejor integración a un nuevo País como Residente Permanente, es adaptarse a sus costumbres, tradiciones y comidas, entre otros.

Vuelvo con el tema de mis amigos; ya que recientemente salí a cenar con algunos de ellos que apenas tenían días de haber hecho su Landing y, lo curioso fue ver que casi con una exactitud precisa dijeron las mismas palabras de otros amigos que habían llegado hacia un par de meses.

Cuando les consulte sobre la comida, mis preguntas fueron: ¿Qué tal la cena? ¿Qué tal la comida? ¿Cómo han encontrado la comida hasta ahora?

Ahora voy a enumerar algunas de sus respuestas (quizás algunos de Uds. se sientan identificados con ellas):

-La comida estuvo muy sabrosa, pero no es la misma sazón de allá! (entiéndase su país de Origen).arroz_leche
-El postre nada que ver, esto no es para nada arroz con leche. El mejor arroz con leche es el colombiano o el venezolano (según sea la
nacionalidad de los amigos).
-La comida que se consigue acá es sosa, los jugos no son buenos son muy espesos o son muy aguados (puede variar según el gusto del amigo).
-Que falta me hace el queso blanco, ninguno de los que consigo se parece, etc.

En mi opinión muy personal, ese es el primer error que se comete al llegar a vivir acá (Canadá), no podemos comenzar a comparar las cosas. Es como si comparáramos la comida de nuestras esposas versus la comida de nuestras madres… ¡Que gran error se cometería!

HORIZONTAL-ME-MUDO

Es por eso que debemos asimilar que la comida Peruana, Colombiana, Venezolana, Ecuatoriana, etc. Quedó en nuestros Países y, que de ahora en adelante tenemos que abrazar una nueva forma, estilo de vida y de comida. Hay nuevas hortalizas que debemos aprender a preparar, los cortes de las carnes por lo general no son muy parecidos a los nuestros, hay que comenzar a preparar nuevos platillos en base a esos nuevos cortes de Res. Las bebidas ya no son las mismas al igual que las frutas; en muchos casos esas que eran habituales para nosotros en nuestros países de origen, ahora pasaran a ser exóticas y, como tal debemos entender que ahora son bastante más costosas que sus equivalentes locales. Por dar algunos ejemplos pudiéramos hablar del Mango Vs. Las Fresas, o la Postobon Vs. Cualquier gaseosa local.

Con esto no quiero decir que debemos dejar atrás nuestras costumbres y raíces; mas bien lo que trato de decir; es que hExif_JPEG_PICTUREay que entender es que existe un nuevo contexto para nosotros y, que si acá en Canadá preparamos un tamal, un bollo, una hallaca, un pan de jamón, un marrano, etc. Al mismo no debemos de tratar de compararlo con el que nos comíamos en nuestros Países de Origen; ya que los condimentos no son los mismos que se usan allá, los equipos y utensilios tampoco son los mismos y, obviamente los ingredientes tampoco lo son. Sencillamente debemos entender que ese platillo de ahora en adelante tendrá un sabor único; ya que tendrá un toque de nuestro País de Origen y otro toque de nuestro nuevo País.

Así que, a todas aquellas personas que se preparan para comenzar una nueva vida en Canadá, les sugiero irse preparando mentalmente para sustituir la Frescolita, la Big Cola, o la Postobon por una Canada Dry.

¡ Hasta la Próxima !

Carlos T.

Share This:

Opt In Image
Sea parte de nuestra Comunidad

4 comentarios sobre “Las Primeras Comidas

  • el octubre 8, 2014 a las 5:41 pm
    Permalink

    Muy interesante este artículo. Quizás al principio sea muy común comparar las comidas de aquí con las de nuestros países, esa es otra forma de extrañar nuestro terruño. Sin embargo, parte de nuestra adaptación consiste en ser flexibles hasta en cosas tan simples como los sabores y alimentos. Algo que en casa nos ha resultado muy bien es “recrear” ciertas comidas, como las hallacas, las mandocas o la carne mechada (Venezuela). Es cuestión de pedirle la receta a nuestras madres, salir a buscar los ingredientes y atreverse. En muchos mercados se consiguen productos latinos, o también se puede investigar un poco y buscarles un sustituto. Es probable que nunca sepan “igual” que allá, capaz y hasta sepan mejor… Lo importante es reconocer que los platos criollos siempre formarán parte de nuestra cultura y así mismo podemos adoptar nuevos sabores, así como Canadá nos adoptó a nosotros 🙂

    Respuesta
    • el octubre 10, 2014 a las 2:43 pm
      Permalink

      Hola Karla, Gracias por el comentario.

      Me gusto mucho y estoy súper de acuerdo con tu frase final “Lo importante es reconocer que los platos criollos siempre formarán parte de nuestra cultura y así mismo podemos adoptar nuevos sabores, así como Canadá nos adoptó a nosotros”

      Respuesta
  • el marzo 5, 2016 a las 10:06 am
    Permalink

    Esto nos sucedio al principio, ya despues de unos meses te das cuenta de eso y te adaptas y le sacas provecho a lo que hay, empiezas a crear platos nuevos utilizando los productos de aca y te das cuenda que tienes un nuevo mundo gastronomico abierto para ti.. Hay la facilidad de conseguir productos para cocinarlos que a uno le parecia exotico en su pais y aqui los hay y terminas haciendo una cocina fusion, entre lo latino y lo anglosajon. Chef de profesion y corazon jaja

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by WordPress Popup