Innovaciones tecnológicas: Canadá como centro de pruebas

Las compañías del mundo han puesto ojo a Canadá para ser las pioneras en las más recientes innovaciones tecnológicas.

Recientemente, Instagram anunció sus intenciones de ocultar de la vista pública el número de “me gusta” en fotos y videos.

Solo la persona que realiza una publicación será capaz de ver cuántos “me gusta” recibe.

Facebook, dueño de Instagram, planea con esta novedad que las personas se preocupen más por el contenido de las publicaciones que por la popularidad que alcancen las mismas.

La red social dirigida por Mark Zuckerberg eligió Canadá para probar esta novedad por considerar a los canadienses altamente activos en el uso de Instagram.

De los cerca de 36 millones de habitantes, 24 millones usan Instagram. Y no es la primera vez que Canadá se convierte en la tarima de ensayos de Facebook.

Ya el año pasado, junto a Colombia y Tailandia, los canadienses disfrutaron antes que todos del acceso a Facebook Dating, la plataforma de citas online de la popular red social.

Y en 2017 también probaron muy temprano la incursión de Facebook en la transparencia publicitaria.

Facebook anuncia los mayores cambios en 5 años con rediseño y nuevas funciones como respuesta a las críticas por la privacidad. Pero el gigante de las redes sociales no es la única empresa que usa Canadá como campo de pruebas antes de lanzar sus innovaciones al mercado global.

Los diseñadores de aplicaciones usan constantemente al país norteamericano como experimento.

El centro de rehabilitación que trata la adicción a los videojuegos como si fuera a la cocaína
Robert Levy, presidente de Brandspark, una investigadora de mercado con sede en Toronto, considera que lanzar nuevas innovaciones tecnológicas es el “alma de las marcas y lo que esperan los consumidores en un mercado hipercompetitivo”.

¿Pero por qué Canadá resulta tan atractivo como antesala del lanzamiento de innovaciones a nivel mundial?

Estos factores componen un rango variado de consumidores segmentados y nichos demográficos ideales para tomar nota.

Michael Moskowitz, presidente de Panasonic en Canadá, ha defendido este país como el lugar idóneo para que las empresas globales prueben nuevos productos y mejoren los existentes.

Aunque también destaca que no todas las firmas ven este potencial en Canadá y lo consideran con un mercado secundario. Para ellos, con solo el 10% de la población de Estados Unidos, este país vive a la sombra de su poderoso vecino.

La otra ventaja de Canadá para los desarrolladores es el poco riesgo que conlleva probar sus productos en Canadá. Luego, en caso de éxito, ya estaría todo listo para el estreno en EE.UU. y el resto del mundo, de acuerdo a Moskowitz.

Pero sin dudas, la diversidad de población está entre las razones más destacadas que hacen de Canadá un útil laboratorio, según el ejecutivo de Panasonic.

La mayoría de canadienses viven a menos de 160 kilómetros de la frontera con EE.UU. Dicha proximidad ha resultado en muchos trasvases socio-culturales entre ambas naciones.

Heuman también señala que canadienses y estadounidenses tienen preferencias afines al consumir medios, cultura pop y comida. Además, Canadá está tan bien conectada como su vecino en el sur, posee infraestructuras tecnológicas parecidas y la mayoría de sus residentes tienen un smartphone.

Panasonic ha probado dispositivos pequeños en Toronto, una de las ciudades más grandes de Norteamérica, donde muchos de sus residentes viven en apartamentos o condominios, como sucede en muchos otros distritos de grandes ciudades tanto en Canadá como Estados Unidos.

De acuerdo con los investigadores de mercado de las marcas globales, Canadá también refleja en cierto modo el comportamiento de clientes en Europa y otras regiones.

 

Las compañías internacionales tienen puntos canadienses de avanzada en grandes urbes como Toronto, Montreal y Vancouver.

Heuman opina que esas ciudades y sus suburbios son valiosas para realizar investigaciones ya que tienen estilos de vida comparables a otras grandes ciudades en EE.UU. como Los Ángeles y Atlanta.

Sin embargo, Canadá también posee un vasto territorio con una gran riqueza geográfica.

Según Moskowitz, existen numerosos centros de ensayo para grandes industrias como la aumovilística y la aeroespacial, donde productos innovadores pueden probarse en climas extremos.

Toyota, Hyundai y General Motors han probado sus vehículos en Canadá. También en Suecia, Rusia, China y en partes de Estados Unidos.

La ciudad de Thompson, en la provincia de Manitoba, es la sede de un centro que proporciona pruebas de hielo para programas de certificación de ingeniería espacial. Este centro fue construido por un consorcio entre Rolls-Royce y Pratt & Whitney.

El territorio nororiental de Yellowknife trabaja con vistas a su reconocimiento como destino de pruebas para climas árticos por las compañías aeroespaciales globales.

Tsunami de hielo: el extraño fenómeno que sorprende en el río Niágara, en Canadá
Panasonic también ha tomado ventaja del clima extremo en Canadá.

En 2011 se asoció con dos tribus de las Primeras Naciones, el gobierno del estado de Yukon y un centro de investigación en el norte en un proyecto piloto que probó paneles de refrigeradores con aislamiento como aislantes para los hogares.

Los paneles, los cuales pueden ayudar a reducir costes de energía, son ahora usados como aislantes de hogar en condiciones climáticas extremas.

Share This:

Opt In Image
Sea parte de nuestra Comunidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by WordPress Popup