Canadá otorga a Malala Yousafzai Ciudadanía Honoraria

Malala Yousafzai, Premio Nobel de la Paz en 2014 y defensora Internacional de los derechos de las niñas y jóvenes recibió la ciudadanía Honoraria de Canadá de manos del primer ministro Justin Trudeau.

Yousafzai sería la sexta persona en recibir el honor y la más joven de todos los tiempos, luego de Raoul Wallenberg, Nelson Mandela, Dalai Lama, Aung San Suu Kyi y Aga Khan.

En una ceremonia en la biblioteca del parlamento y en presencia de dirigentes legislativos, la activista pakistaní de tan solo 19 años acudió al encuentro donde ofreció un discurso lleno de inspiración, humor y un llamamiento a Canadá para que haga más por el desarrollo global.

A su llegada, el primer ministro Justin Trudeau la tildó de héroe por promover los derechos de las niñas y las mujeres a asistir a la escuela. “Tu historia es inspiración para todos nosotros”. Al recibir la ciudadanía Malala dijo: “la acepto como orgullosa ciudadana paquistaní” 

Recordemos que Malala debió haber recibido esta ciudadanía hace dos años y medio, pero no fue posible por el ataque terrorista en el Parlamento Federal.

La joven que a los 15 años recibió un disparo en la cabeza por un soldado talibán, mientras regresaba de la escuela a su casa, aplaudió el liderazgo de Canadá a favor de los derechos de las mujeres “Eso inspira a otros países y ojalá juntos podamos hacer que más niñas tengan acceso a la educación”

Durante sus palabras señaló “Soy musulmana, y creo que si tomas un arma en nombre del Islam y matas a una persona inocente, ya no eres musulmán”, dijo.

La Premio Nobel recibió ovaciones de los presentes, no solo con su mensaje, sino también con su humor, relatando cómo la gente de su país estaba emocionada por la perspectiva de su encuentro con Trudeau. “Dicen que es el segundo ministro más joven en Canadá en la historia canadiense. Él hace yoga. Él tiene tatuajes “, dijo sonriendo.

Su madre, que estaba presente durante el discurso junto con su padre, secó sus lágrimas mientras Yousafzai relataba sus miedos y cómo la familia mantenía una escalera apoyada contra la parte trasera de la casa por si necesitaban escapar rápidamente.

En su discurso, Yousafzai afirmó que la respuesta a cualquiera de los problemas más difíciles del mundo radica en la educación. “La educación es vital para la seguridad del mundo, porque el extremismo crece junto a la desigualdad, en lugares donde la gente siente que no tiene oportunidad, ni voz, ni esperanza”, señaló.

También suplicó a Canadá que asumiera un papel de liderazgo e hiciera de la educación de las niñas la pieza central de su presidencia del G7 el próximo año con un enfoque especial en los niños refugiados. “El mundo necesita liderazgo basado en servir a la humanidad, no basado en cuántas armas tiene. Canadá puede tomar esa ventaja “, dijo Yousafzai.

“Hoy en día, solo una cuarta parte de los niños refugiados pueden obtener educación secundaria. No debemos pedir a los niños que huyen de sus hogares que renuncien a sus sueños “, finalizó.

Share This:

Opt In Image
Sea parte de nuestra Comunidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by WordPress Popup