Canadá es el país con mayores reservas de agua dulce del mundo

La mayoría de los países con mayores cantidades de agua dulce están en América, siendo el que más tiene Canadá, que también contiene las mayores reservas hídricas protegidas en el mundo. Esta situación ocurrió cuando, en 2007, se creó la zona de protección ecológica más grande del planeta.

El contar con las mayores reservas de agua sitúa a Canadá en una posición privilegiada, no solo en el consumo del líquido, sino también en un país que ostenta enormes responsabilidades en lo que respecta a la preservación medioambiental.

Si deseas estudiar en Canadá, recuerda que en nuestra propia página web puedes hacerlo, haciendo uso del siguiente link: haz click aquí.

Compromiso ambiental

Una de las principales características del gobierno canadiense es, precisamente, su compromiso con mantener un desarrollo sostenible que, a la vez que ofrezca crecimiento económico, no sea lesivo para el medio ambiente.

Así lo han reconocido múltiples veces las Naciones Unidas, que valoran el esfuerzo del país ante la actual coyuntura mundial, en la cual decenas de incendios asolan grandes superficies de bosques en el Amazonas, Australia y El Congo.

De hecho, Canadá ha logrado reducir drásticamente la prevalencia de incendios, que muchas veces tienen que ver directamente con la acción humana, como puede ser el descuido de botellas u objetos de vidrio en los parques, apagar una colilla de cigarrillo y demás.

Los parques canadienses

Canadá cuenta con uno de los cordones de parques naturales más grandes del mundo; de hecho, esta es una de sus principales fuentes de atractivo turístico, una actividad económica que reporta ingentes sumas de dinero al país.

Gracias a ello, el estado cuida con mucha generosidad los bienes naturales de los que cuenta, ya que además de ser un patrimonio invaluable, también de él deriva una importante suma de productividad para la economía nacional.

El éxito canadiense

Una de las cosas que más ha hecho que Canadá logre posicionarse como un país reconocido en el respeto ambiental, es el hecho de que los aportes del gobierno en la preservación de los espacios naturales son múltiples.

No solamente se cuenta con personal de seguridad que patrullan y vigilan extensas regiones del país, tratando de mantener orden en ellas, sino que se invierte bastante en campañas de concienciación para los ciudadanos.

De esta forma se logra combatir lo más importante a la hora de cuidar el medio ambiente: la apatía o ignorancia de los ciudadanos. Cuanto más se ha avanzado en esta materia, menos canadienses arrojan botellas o colillas de cigarrillos sin apagar en áreas verdes.

El agua dulce en el mundo

Una de las crisis medioambientales más graves del planeta tiene que ver con el agua. En amplias zonas del globo la misma puede llegar a ser tan escasa que hay ciudades en el planeta, como Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, que se quedaron sin el líquido.

Esta situación está haciendo correr la alarma a nivel mundial, porque el agua no es un bien renovable ni se ha encontrado manera de producirla artificialmente. Y es allí donde Canadá encuentra protagonismo, ya que sus planes de cuidado la han preservado.

Un posible futuro

Que el agua en Canadá sea abundante no significa que sea económica; por el contrario, el gobierno del país cobra un impuesto duro a la comercialización y distribución del líquido, que en algunas ciudades puede llegar a ser costoso.

Esto tiene precisamente que ver con el cuidado del ambiente. No tanto porque el estado desee recargar de impuestos al ciudadano como “castigo” por el consumo, sino porque el ciudadano debe costear, con su dinero, la inversión ambiental del país.

Y esto, como podemos ver, no tiene efectos inmediatos, sino que los tiene a futuro. Canadá está llamada a ser una potencia en protección ambiental, brindando asesorías a los países del mundo para cuidar el vital líquido.

 

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by WordPress Popup