4 platos que nunca faltan en la mesa canadiense en navidad

Una de las cosas que más genera interés sobre un país es su comida. Cuando se habla de Canadá, hay muchos platos que podrás degustar durante la navidad, una época que en el país se vive con toda la algarabía que podría esperarse.

Y es que no solo cosas dulces, sino también saladas, son preparadas para la conmemoración más importante, la cual, a su vez, sucede en una temporada del año muy especial: el invierno, que invita a quedarse en casa y disfrutar de la familia y amigos.

Recuerda que si tienes interés en estudiar en Canadá, bien sea para quedarte o para robustecer tus conocimientos, puedes apuntarte en nuestra página haciendo click en este enlace.

La Tourtière

La tourtière, o torta de carne, es uno de los platos característicos de las épocas navideñas y uno de lo más conocidos de la gastronomía canadiense en el mundo. Es, al mismo tiempo, uno de los platos más fáciles de elaborar, por sus ingredientes y su preparación.

La misma se hace utilizando masa de pan, es decir, harina de trigo más levadura y algo de sal, para hacer una especie de “sándwich” cuyo relleno es carne al gusto. La misma puede ser hecha con cerdo o vaca, siendo a menudo degustada acompañada de salsas agridulces.

Es un plato típico de Québec y las regiones francesas de la nación, pero gracias a su popularidad, se ha exportado y puede conseguírsele también en el lado anglófono del país.

Tarta de mantequilla

Este plato es uno de los más versátiles y, como el anterior, es fácil de realizar. De hecho, es popular no solo como postre y entremés, sino también para acompañar la gloriosa cena navideña, lo que da una idea de lo útil y utilizada que es.

La misma se realiza utilizando masa de hojaldre, que se mezcla con jarabe y mantequilla, dándole al pastelillo una consistencia semejante al de una galleta de gran tamaño. Pueden ir rellenas, pero generalmente se las hace simples.

Al ser tan parecido a una galleta, este plato tiene una versión “pequeña” que son, como no podría ser de otra manera, galletas mismas. Son diferentes a las galletas congeladas porque estas no se consumen heladas.

Galletas heladas

Las galletas heladas son uno de los postres más deliciosos de Canadá, y no pueden faltar para la celebración de la navidad, donde son utilizadas con mayor frecuencia que el resto del año. Son, quizás, el dulce más “navideño” de todos.

Y es que estas pequeñas galletitas se realizan a base de chocolates, cacao y azúcar. La consistencia final es muy similar a la de las oreos, con la diferencia del relleno y el hecho de ser servidas frías,  cosa que es su característica principal.

Lo idóneo es acompañarlas con leche caliente, aunque también pueden ser disfrutadas utilizando jarabes o espumas dulces, según sea el gusto del consumidor.

El plato de cena

Y llegamos a la cena navideña, que es el plato fuerte de la cita. La misma está protagonizada por el famoso pavo navideño. En algunos casos, también puede llegar a sustituirse el pavo por una gallina.

Sea como sea, se trata del elemento principal de la cena, el cual se realiza rebosado en salsas, la mayoría de ellas agridulces, relleno de diversos elementos. La salsa es el acompañante por excelencia de este plato, por lo que se necesita maestría en su realización.

Este alimento suele servirse en compañía de otros acompañantes, como la torta de carne, el pastel de mantequilla y muchos otros, por lo que todos los invitados acabarán con el estómago lleno y satisfechos a más no poder.

Es importante recordar, por prevención, que en Canadá, el 24 de diciembre es un día laboral. Se considera día festivo a partir del 25 de diciembre.

Share This:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by WordPress Popup